dissabte, 21 de gener de 2012

I.

Y no eres tú, bueno, o tal vez si.
Esa forma de mirarme tan increíble, tan tuya...
Las mañanas, mediodías y tardes en tu casa, tirados en el portal, por la calle, en cualquier lado... todos esos momentos son para mí perfectos, solo por el hecho de que los paso contigo.
Y es poco tiempo, si, muuuuuy poco tiempo, pero en tan poco tiempo te has convertido en una gran parte de mi vida.
Ya hasta te echo de menos si no te veo en 5 minutos, si no sé dónde estás, ni si estás bien, o si necesitas mis abrazos para seguir.
En tan poco tiempo has cambiado tantas, tantísimas cosas en mi vida, que ni siquiera lo sabes.
Espero que esta sensación dure mucho mucho tiempo, espero tenerte y que me tengas tanto tiempo como dure esto que tenemos. No sé si tú piensas lo mismo, porque tampoco me he parado a preguntartelo, solo sé que has sido tan increíble conmigo, que no creo que pueda olvidarte en mucho tiempo.
Y, cariño, eres perfecto tal y como eres, no dejes que nada ni nadie te cambie, ni siquiera yo.
Te quiero con locura, tanto que no puedes ni imaginartelo.
Gracias por haber entrado en mi vida.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada